Skip to content

 

¡Deshaz los desastres causados mientras lavas la ropa!

Undo your laundry disasters intro

Sábanas rosáceas, jerséis encogidos y trocitos de pañuelos de papel diseminados por todas partes. Sea cual sea el desastre que te haya ocurrido mientras hacías la colada, seguro que lo hemos visto antes. Para ayudarte, hemos reunido a modo de guía una serie de indicaciones sobre los desastres más habituales y sobre lo que puedes hacer para arreglarlos.

¡Socorro, este es de otro color!

Prendas blancas deslucidas

Con el paso del tiempo, los tejidos blancos amarillean o se tornan grisáceos, en especial si no se lavan a la temperatura adecuada, de modo que es importante leer la etiqueta de cuidado del tejido. Ariel con Actilift™ en Polvo está formulado para que las prendas blancas brillen lavado tras lavado.

Prendas blancas teñidas misteriosamente de rosa

Un calcetín o un par de pantalones de color rojo mezclados sin querer con las prendas blancas pueden teñir de rosa toda la colada. Ariel con Actilift ™ ayuda a que los colores queden bien fijados y no se transfieran de las prendas más oscuras a las más claras.

Help, it’s the wrong colour!
It shouldn’t look like that!

¿Qué ha pasado? ¡Si esto no era así!

Camisetas y jerséis encogidos

Si tu jersey preferido sólo le valdría ahora a un niño pequeño, puede suceder que se haya lavado en el ciclo equivocado, con un detergente no apto para este tipo de prenda, en agua demasiado caliente o bien debería haberse lavado a mano.

Antes de deshacerte de él, puedes intentar algunos trucos para recuperar la prenda. Mientras la prenda aún esté húmeda, tira con suavidad de la parte de arriba, los brazos y la parte de abajo para volver a darle forma. Algunos materiales, como la viscosa, se arrugan en el lavado y se estiran realmente un poco cuando se secan, de modo que pueden recuperar su tamaño original. ¡No está todo perdido!

Prendas arrugadas

Si has dejado las prendas en la secadora demasiado tiempo, pueden tener arrugas del propio secado. Para suavizarlas, coloca de nuevo la colada en la secadora junto a una toalla húmeda, si se trata de una colada mediana, o junto a un calcetín húmedo, de color resistente (o blanco) si la colada es pequeña. También puedes poner en funcionamiento la secadora durante poco tiempo, de modo que se genere algo de vapor que pueda ayudar a que las arrugas desaparezcan.

¿Cómo quito eso?

Manchas resecas

Arien con Actilift™ está formulado de forma específica para manchas resecas. Si ya has intentado tratar la mancha y no ha funcionado, repite los pasos con Ariel con Actilift™. En el caso de las prendas blancas, también puedes rociar la mancha con zumo de limón y exponer la prenda al sol para conseguir un efecto natural de lejía.

Para manchas realmente difíciles, los Quitamanchas de Ariel ofrecen resultados excepcionales en el primer lavado. Están disponibles como pretratamiento en líquido o en espray (que funcionan en cuanto se aplican a la mancha), un aditivo en polvo y un stick quitamanchas para eliminar las manchas rápidamente, destinado a las pequeñas emergencias de la vida.

¿Quieres saber más? Echa un vistazo a nuestra guía completa para eliminar manchas.

Olores o manchas de moho

Si has dejado las prendas en la lavadora durante mucho tiempo, es probable que salgan oliendo a humedad y quizás incluso tengan puntos de moho. Si se trata de una colada blanca, vuelva a lavar la ropa con lejía con cloro (por ejemplo ACE) para quitar las manchas. Para las prendas de color Ariel con Actilift™ limpia la ropa de forma excelente y mantiene los colores brillantes y bonitos. Si no hay signos de moho, puedes realizar otro ciclo de lavado.

El bolígrafo que explota

Un bolígrafo extraviado puede causar estragos en el lavado. Da igual si ves los daños antes o después de que las prendas se hayan secado, ya que los pasos para solucionarlo son los mismos: sumerge la prenda en agua fría con Ariel Excel Gel y déjala así toda la noche. Después, lava las prendas según las indicaciones de la etiqueta de cuidado del tejido. En las manchas más viejas humedece con quitaesmalte de uñas, pero no lo hagas en los tejidos sintéticos. Después lava las prendas normalmente.

I didn’t mean to wash that!

¡No quería lavar eso!

Pañuelos de papel en la colada

Si descubres que hay pañuelos de papel hechos trizas por toda la colada, quita los trozos más grandes que veas antes de poner las prendas en la secadora. Los trozos más pequeños quedarán atrapados en el filtro de hilos de donde podrás retirarlos después del ciclo de secado.

Pegatinas y chicle en la colada

El chicle y las pegatinas se solidifican y es difícil eliminarlos después del lavado y secado. Presiona con un cubito de hielo sobre la zona para que se congele y puedas rascarlo y quitar lo máximo posible. Aplica aceite corporal infantil en la zona e intenta rascar y quitar más a medida que se suelta. Aclara con agua abundante y vuelve a lavar la prenda.

El móvil o el dinero extraviado

Desde un teléfono móvil estropeado para siempre a un billete de cinco euros empapado, no hay mucho que se pueda hacer para solucionar este tipo de accidentes. Pero para evitarlos es importante comprobar siempre los bolsillos antes de los lavados, en especial los bolsillos de las prendas más gruesas como pantalones vaqueros, ya que es más difícil ver lo que hay en su interior.